¿Por qué comprar infusiones ecológicas?

Si eres amante de las infusiones y de sus múltiples beneficios para el organismo, te interesará saber por qué siempre es mejor comprar infusiones ecológicas frente a las infusiones tradicionales.

Para que el consumo de una infusión sea realmente saludable, lo indicado es que las hojas que se utilizan en ella provengan de plantas cultivadas de forma ecológica, es decir, sin la utilización de sustancias químicas. De lo contrario, los pesticidas o fertilizantes de origen industrial utilizados en su procesamiento pasan a la planta y, al no poder limpiar sus hojas antes de consumirlas en formato infusión, pasan también a nuestro organismo.

Es decir, a veces creemos que estamos tomando algo saludable pero realmente estamos introduciendo múltiples toxinas en nuestro cuerpo. Por ello, la elección más segura es optar por infusiones ecológicas.

El mundo de las infusiones es realmente extenso, puesto que existen múltiples opciones y combinaciones en el mercado que dan respuesta a todos los gustos y necesidades. Ahora bien, hay infusiones que son ampliamente consumidas tanto por los más entendidos como por la población en general.

Infusiones ecológicas populares y sus propiedades:

- Manzanilla

La manzanilla es probablemente una de las plantas medicinales más populares por sus conocidísimas propiedades antiinflamatorias y digestivas. ¿Quién no ha tomado alguna vez una infusión de manzanilla cuando se ha sentido mal del estómago? Y es que la manzanilla es carminativa, antiespasmódica, colerética, colagoga y analgésica. Y, además de ayudar con las pequeñas molestias gastrointestinales, es muy útil en casos de úlcera péptica, síndrome de intestino irritable, enfermedad de crohn y trastornos menstruales. -

- Valeriana

La valeriana, por sus propiedades relajantes sobre el sistema nervioso, es una de las infusiones más populares entre aquellos que de vez en cuando necesitan ayuda para relajarse y conciliar el sueño. Además, su efecto sedante, la hacen muy útil para reducir la tensión nerviosa y la ansiedad. Más allá de sus efectos sobre el sistema nervioso, la valeriana es un estupendo relajante muscular. Ello la convierte en una excelente opción para reducir dolores musculares, articulares, contracturas, calambres o espasmos musculares. Por otro lado, también está indicada para aminorar las molestias producidas por la menstruación, tanto a nivel de dolores menstruales como a nivel de estado anímico.

- Tila

La tila es famosa por sus propiedades sedantes y tranquilizantes, lo que la convierte en una gran aliada para combatir el estrés, la ansiedad y el nerviosismo. Aún así, los beneficios de la tila van mucho más allá, ya que también es útil para tratar la tensión alta, la migraña, indigestiones y gastritis, resfriados y gripes, congestión nasal, molestias en la garganta o tos irritativa. Al igual que la valeriana, la tila también es antiespasmódica y muy útil como relajante muscular, lo que la hace también muy buena opción para tratar síntomas provocados por la menstruación -

- Equinácea (o echinacea)

Finalmente, no podíamos cerrar nuestra lista sin añadir la Equinácea, altamente conocida y valorada por sus propiedades para mejorar el sistema inmunológico. Su época dorada es el otoño, cuando empieza la temporada de frío y llegan los primeros catarros e irritaciones de garganta. Aun así, es una infusión muy adecuada todo el año, especialmente cuando transitamos alguna situación que nos hace disminuir las defensas. Lo más indicado es evitar tomarla de forma prolongada y consumirla únicamente cuando se notan los primeros síntomas de resfriado, gripe o dolor de garganta, o de forma preventiva en época de virus en aquellas personas muy propensas a contagiarse rápidamente. Además de estas infusiones a base de una única planta, existen múltiples combinaciones que, además de tener buen sabor, suman propiedades de distintas especies con un objetivo común: relajar, conciliar el sueño, depurar, vitalizar, mejorar la digestión…

Como distribuidores de productos ecológicos, en nuestro catálogo hemos incorporado varias de ellas.

Por ejemplo:

- Infusión buenas noches. Contiene tomillo, manzanilla, melisa, hierba luisa, manzana y vainilla. Ideal para tomar después de cenar (media hora o una hora antes de acostarse) para relajarse, mejorar la calidad del sueño y combatir el insomnio.

- Infusión digestión. Realizada a base de anís, hinojo, anís estrellado, salvia y menta. Perfecta para ayudar a realizar digestiones cómodas y sin complicaciones.

- Infusión vitalidad. Con rosa mosqueta, hibisco, grosella negra y tomillo. Recomendada para quien necesita un aporte extra de energía.

Las encontrarás todas en nuestra sección de infusiones y tés, esperamos que te gusten.

Entradas destacadas

Visita nuestro blog

Producto añadido a sus preferidos