¿Cuáles son los beneficios del aloe vera?

Aunque el aloe vera es ya una planta muy popular y quien más quien menos conoce varios de sus múltiples beneficios, pocos saben en profundidad todo lo que nos puede llegar a aportar tanto en nuestra piel como en el cabello o en el organismo.

En el mundo existen unas 250 especies de aloe conocidas, pero solo dos tienen propiedades medicinales: el Aloe Barbadensis y el Aloe Arborescensis. La primera variedad es la más utilizada en la industria cosmética, puesto que es la que produce mayor cantidad de gel.

Además de una gran cantidad de agua, entre los principales componentes activos que componen el gel de aloe vera encontramos: vitaminas, aminoácidos, minerales, ácidos grasos, enzimas y polisacáridos.

Gracias a todos ellos (y a las vitaminas C, E y el sorbitol que se le añaden) podemos beneficiarnos de las siguientes propiedades:

Para la piel

Hidratación

Probablemente uno de los beneficios más conocidos del aloe vera es justamente este, la hidratación. La combinación del agua que contiene (99%) con los mucopolisacáridos y el lactato de magnesio, convierten el gel de aloe vera en una gran solución para la hidratación de todo tipo de pieles, especialmente las pieles secas, descamadas o con psoriasis.

Elasticidad

Otra de las propiedades muy valoradas por la industria cosmética es la capacidad del gel para mejorar la elasticidad de la piel, lo que se reduce en una reducción de arrugas y líneas de expresión.

Cicatrización y regeneración

Gracias a la enzima lignia, el gel de aloe vera es muy útil para regenerar los tejidos de la piel y ayudar a acelerar la cicatrización sin dejar señales.

Por ejemplo, su poder regenerador es muy preciado en el tratamiento de problemas de estrías o manchas corporales.

Antioxidante y calmante

Como hemos apuntado anteriormente, el gel de aloe vera posee antioxidantes entre sus componentes activos. Ello se traduce en una alta capacidad tanto para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel como para calmar y aliviar el dolor causado por quemaduras solares.

Antiinflamatorio

Quizás una de las propiedades menos conocidas, pero más importantes que posee el aloe vera es su potente poder antiinflamatorio. Ideal para tratar alergias cutáneas, picaduras de insectos, irritaciones ,…

Antiséptico y antibacteriano

Finalmente, debemos destacar entre sus propiedades para la piel, sus propiedades antibacterianas y antisépticas. Ello lo convierten en un muy buen aliado, por ejemplo, para los tratamientos de pieles acneicas, problemas bucodentales (como la gingivitis o las llagas).

Para el cabello

Más allá de sus múltiples beneficios para la piel, el aloe vera también es altamente beneficioso para el cuidado de nuestro cabello.

Además de reducir la caspa y las irritaciones del cuero cabelludo, prevenir la caída y ayudar al crecimiento y rejuvenecimiento del cabello, el aloe vera destaca por su elevado poder hidratante también para el pelo. Por un lado, ello lo hace perfecto para tratar el cabello seco, pero, como además ayuda a controlar el exceso de sebo, también es muy bueno para los cabellos grasos.

Para el organismo Finalmente, el aloe vera también se puede utilizar como ingrediente alimentario en zumos o infusiones.

Aunque en este caso es muy importante tener presente los riesgos de su consumo para el organismo, está demostrado que (en la dosis y formato indicado) puede ser muy útil como depurativo, refuerzo del sistema inmunitario o para tratar dolencias digestivas como el estreñimiento.

Para el organismo

Finalmente, el aloe vera también se puede utilizar como ingrediente alimentario en zumos o infusiones.

Aunque en este caso es muy importante tener presente los riesgos de su consumo para el organismo, está demostrado que (en la dosis y formato indicado) puede ser muy útil como depurativo, refuerzo del sistema inmunitario o para tratar dolencias digestivas como el estreñimiento.

Entradas destacadas
Producto añadido a sus preferidos